lunes, 23 de enero de 2012

Francisco Ramos se presenta como candidato del Partido Andalucista al Parlamento Andaluz 


Damián Rodríguez, Francisco Ramos, Pilar González y Francisco Javier Quirós,
 ayer en la sede del PA.

El andalucista quiere 
que los onubenses"recuperen la fe" 
 Apuesta por un plan de choque contra el desempleo


Considera que ha llegado el momento de los cambios y de dejar de apostar por el PP y el PSOE, partidos que ve como "la cara y la cruz del centralismo". Por eso, el secretario general del PA en Huelva, Francisco Ramos, ha anunciado su candidatura andalucista al Parlamento andaluz por la provincia de cara a las próximas elecciones. 

Lo hizo ayer, acompañado por la secretaria general de su partido, Pilar González, quien le presentó como "el mejor político" que puede defender los intereses de la provincia onubense en el Parlamento "por su compromiso, sus ganas de trabajar y su radical honestidad". 

Ramos, que ya fue candidato a la Cámara andaluza en 2008, se ha marcado el reto de que los onubenses "recuperen la fe" y, para ello, apuesta por un "plan de choque" contra el desempleo que, según precisó Pilar González, incluirá medidas paliativas y un cambio del sistema productivo para potenciar las energías renovables, la agroindustria, la pesca y el turismo, sectores que los andalucistas consideran "estratégicos para la economía andaluza". 

El candidato -que pidió el voto a los parados, los desahuciados, los jóvenes y en especial a todos los onubenses de aquellos municipios que en las municipales dieron su apoyo al PA, como San Juan, Escacena, El Campillo, Isla Cristina o Villablanca- abogó por la honestidad de la clase política y por la transparencia. Precisamente González enmarcó la honradez en otra de las medidas que propondrá su partido de cara a los comicios: la regeneración democrática. 

"Siempre, pero más ahora, el PA defiende tolerancia cero a la corrupción. O los demócratas acabamos con la corrupción o ésta acaba con la democracia", señaló. Al respecto, lamentó que "el PP critica con dureza el asunto de la coca, pero se olvida de sus escándalos como el Gürtel y de que ahora tiene a dos ex presidentes autonómicos en el banquillo". Y es que "sustituir a Griñán por Arenas es lo mismo que quitar a Guerrero para poner al Bigotes", según valoró.
ELENA LLOMPART / HUELVA | ACTUALIZADO 21.01.2012 - 01:00 

No hay comentarios:

Publicar un comentario